jueves, 13 de junio de 2013

PRODUCTOS ALMACENADOS Y PRODUCTOS EN TRANSITO

PRODUCTOS ALMACENADOS 

En un almacén se pueden depositar tanto materias primas, como el producto semiterminado o el producto terminado a la espera de ser transferido al siguiente eslabón de la cadena de suministro. Se pueden también encontrar embalajes, piezas de recambio, piezas de mantenimiento.
Sirve como centro regulador del flujo de mercancías entre la disponibilidad y la necesidad de fabricantes, comerciantes y consumidores.

Protección de productos almacenados

...significa proteger productos, es decir, evitar daños o pérdidas.

La protección de los productos almacenados comienza desde el almacenamiento. Para la protección de los productos es imprescindible controlar los productos y los almacenes para que se encuentren en un perfecto estado de higiene, es decir, sin parasitación ni defectos de construcción. Además, es necesaria una vigilancia permanente, tanto mediante sistemas de comprobación como con controles visuales, para poder detectar posibles invasiones de parásitos a tiempo.

Los parásitos se introducen principalmente con materias primas y envases/embalajes. Los huevos o las larvas recién eclosionadas suelen ser tan diminutas que pasan desapercibidas incluso a los controles más exhaustivos. Por otro lado, existen diversas clases de polillas y escarabajos que pueden llegar volando, tanto al almacén en sí como a lugares más sensibles.

Los tipos de daños provocados son múltiples, y frecuentemente graves. Las sabandijas provocan asco y, en los peores casos, pueden transmitir gérmenes patógenos y saprofitos (bacterias, virus, huevos de helmintos). En muchas ocasiones hay que destruir partidas enteras de productos, o el tratamiento, tras la parasitación, para poder utilizar los productos conlleva un alto coste económico. Tampoco es raro que el ciclo productivo se vea mermado por defectos técnicos derivados de la parasitación. Si la invasión parasitaria de los productos acabados no se descubre, puede traer consigo una denegación de la recepción de la mercancía, pérdida de clientes y perjuicios para la imagen pública de la empresa.

En caso de que, a pesar de una exhaustiva prevención, se produzca una invasión de polilla o gorgojos, se deberá proceder inmediatamente a poner en práctica los métodos de control adecuados. No obstante, el tratamiento de los productos afectados mediante gases o los procedimientos físicos, en caso de que, desde el punto de vista técnico, sean viables, sólo podrán evitar males mayores, es decir, la propagación de la invasión a otras partidas. Los alimentos para humanos o para animales se considerarán ya podridos y deteriorados una vez contengan fragmentos de suciedad o excrementos de parásitos, y se excluirán de la venta.

PRODUCTOS EN TRANSITO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada